Por falta de combustible, reducen la circulación de vehículos municipales