Brasil derrotó merecidamente a Serbia por 2-0